CARTA COMPASIVA PARA UN@ MISM@

Todo el mundo tiene algo que no le gusta de sí mismo/a, algo que le hace sentir vergüenza, inseguridad, o no ser “suficientemente bueno” (por ejemplo, hábitos poco saludables, algún atributo físico o cierta forma de relacionarse con los demás). Cuando notes que estás siendo innecesariamente crítico/a contigo mismo/a, el siguiente ejercicio puede ayudarte a cultivar una voz más compasiva, más alentadora.

De un Amigo para ti Mism@

  • Piensa en un amigo imaginario que es incondicionalmente sabio, cariñoso y compasivo. Imagina que este amigo puede ver todas tus fortalezas y tus debilidades, incluyendo lo que no te agrada de ti mism@. Este amigo reconoce los límites de la naturaleza humana, es amable, comprensivo y sabe perdonar.
  • Escribe una carta dirigida ti mism@ desde la perspectiva de este amigo imaginario, centrándote en la inadecuación percibida desde la que tiendes a juzgarte. ¿Qué te diría este amigo desde la perspectiva de la compasión ilimitada? Y si crees que este amigo te podría sugerir posibles cambios, ¿qué sentimientos de cuidado, aliento y apoyo incluirían dichas sugerencias?
  • Después de escribir la carta, deja que pase un tiempo. Luego léela de nuevo, dándote permiso para sumergirte realmente en esas palabras. Siente la compasión, conforme se vierte dentro de ti, calmando y reconfortándote. El amor, la conexión y la aceptación son tu patrimonio. Para reclamarlos tan sólo necesitas mirar dentro de ti mism@.

De ti Mism@ para un Amigo

  • Escribe una carta como si estuvieras hablando a un amigo muy querido que estuviera luchando con tu misma preocupación. ¿Qué palabras de compasión y apoyo le ofrecerías? A continuación, retrocede y lee la carta aplicándote las palabras a ti mism@.

De Tu Ser compasivo para ti Mism@

  • Escribe una carta desde la perspectiva de tu propio ser compasivo. A esta parte de ti le gustaría ayudarte porque se interesa profundamente por ti. La intención de tu ser autocompasivo es “Te amo y no quiero que sufras”. Guarda la carta y léela para ti mism@ más adelante.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: