¿Recuerdas las imágenes que analizamos en el curso?

image001.jpg

image005.gif

¿Viste la anciana o la joven?, ¿líneas inclinadas o paralelas? Imagínate si hubieras tenido que tomar una decisión importante en base a tu primera e inmediata percepción…

Dos cuestiones claves al respecto:

  • La primera: ¿de qué factor ha dependido que tengas una u otra percepción? El Tiempo. Efectivamente, si te tomas unos instantes eres capaz de discernir, de responder en lugar de reaccionar.
  • La segunda: ¿te has sentido incomodo o incomoda al “ver” una u otra cosa? ¿no, verdad? La razón de ello es que, en esta ocasión, se trata de un simple un juego y ante ese “error” de percepción realmente no te sientes atacado, permitiéndote eso,  reaccionar desde la calma.

Pero, ¿y si percibimos una determinada señal como amenazante?,¿cómo reaccionamos entonces?, ¿qué significa que nuestro interlocutor sonría cuando le contamos algo?, ¿aprobación, sarcasmo?  Nuestro estado emocional puede jugarnos una mala pasada… Efectivamente, como vimos en el curso, nuestras emociones modelan nuestras reacciones.  Una persona insegura percibirá esa sonrisa como muestra de sarcasmo y reaccionará de una forma defensiva mermando su capacidad de comunicación y estropeando su discurso. Una persona más segura de sí misma la percibirá como una muestra de aprobación y eso le reafirmará en su discurso. De igual forma, una persona agresiva podría reaccionar al supuesto “ataque de la sonrisa” con un comentario igualmente agresivo, etc.

Además, como ya vimos, las emociones van “migrando” de una a otras. Del miedo a la ira, de la ira a la tristeza, etc…

Recordemos algunos ejemplos que desarrollamos en el curso:

MIGRACION EMOCIONES.png

MIGRACION EMOCIONES2.png

Es decir, cada emoción nos lleva a reaccionar de una forma condicionada y al mismo tiempo esa reacción nos induce a una nueva emoción. Podríamos encontrar cientos de ejemplos similares que irían complicando la figura. Si además incorporáramos combinaciones entre las distintas emociones, la cosa se complica.

Te dejo a continuación dos modelos (hay más) que nos enseñan de alguna forma cómo la combinación de emociones básicas puede dar lugar a emociones secundarias y avanzadas, diferentes intensidades etc.

Rueda de las Emociones de Plutchik: Establece ocho emociones básicas (alegría, confianza, miedo, sorpresa, tristeza, aversión, ira y anticipación) que combinadas dan lugar a ocho emociones avanzadas (amor, sumisión, susto, decepción, remordimiento, desprecio, alevosía y optimismo), cada una de ellas compuesta por dos emociones básicas.

Por ejemplo:

  • Miedo + Confianza →  Sumisión
  • Miedo + Sorpresa →  Consternación
  • Miedo + Alegría →  Culpa
  • Miedo + Tristeza → Desesperación
  • Miedo + Aversión →  Vergüenza
  • Miedo + Anticipación → Ansiedad

Rueda de las Emociones.png

Otro modelo similar, con un enfoque más esquemático, es el que nos enseña la simpática película “Inside Out”:

Infografia_superposicion_emocional_Inside_Out.png

Y ¿dónde nos lleva a todo esto? A la importancia de conocer el origen de mis reacciones. Sólo haciéndonos conscientes de qué origina nuestras reacciones y emociones, estaremos más cerca de aprender a gestionarlas.

Propuesta de práctica reflexiva sobre el origen de nuestras reacciones:

Elige un momento del día en el que te resulte fácil concederte unos minutos de tranquilidad para reflexionar, a posteriori, sobre un determinado momento que hayas vivido con alta intensidad emocional.

Te propongo que lo hagas con los conflictos relacionados con la emoción ira (enfados) por ser más evidentes, pero podrías centrarte en cualquier otra emoción.

Haz la siguiente reflexión escrita en tu diario:

  1. ¿Qué ha ocurrido? Descripción del conflicto =>. He discutido con mi hijo por que ha criticado mi aspecto.
  1. ¿Cuál ha sido el motivo APARENTE de mi reacción, qué me ha molestado? => Es un maleducado. No puede hablar así a su padre.
  1. ¿Cuál es el origen REAL de mi reacción? => Mi miedo a que lleve razón. En el fondo soy consciente de que no cuido mi aspecto y estoy molesto conmigo mismo.

Te invito a que de vez en cuando vayas releyendo tus anotaciones de días o semanas pasadas. Te permitirán ir mejorando tu autobservación y obteniendo conclusiones muy enriquecedoras.  Y si tienes que hacer tachaduras o correcciones en antiguas reflexiones, adelante.!

* * *

 

Anuncios