¿Y si la mente te juega una mala pasada?, ¿No serán molinos?.

Ya vimos en el Módulo 1 el comportamiento de nuestra mente ante situaciones de peligro (real o imaginado…) y cómo nos puede llegar a pasar factura físicamente el hecho de estar continuamente huyendo de “leones”. Pues imagínate, si además, nos estamos equivocando y percibimos como amenazas señales que no lo son… O peor aún… ¿y si  fuera al revés?, ¿y si somos nosotros el león y nos creemos gacela…?

Este módulo 3 del curso de iniciación al Mindfulness nos acerca a la percepción objetiva. Conoceremos ejemplos habituales de errores de percepción por parte de la mente y qué consecuencias conlleva en nuestro día a día (nervios, estrés, ansiedad, enfado…).

Los módulos 1 y 2 nos han enseñado a “frenar”, pero ¿por qué nos “encendemos”?, ¿Cual es el origen REAL de nuestras reacciones?. Podemos dedicar muchas horas y trabajo a “frenar” pero si realmente logramos entender por qué nos “encendemos” estaremos más cerca de asentar la calma en nuestra vida.
¿Qué es lo que REALMENTE me ofende, me asusta o me entristece? , ¿qué emoción tengo “puesta” en cada momento?, ¿y si esa emoción fuera la que me hace reaccionar de una manera determinada…?, ¿y si consigo aprender a gestionar mis emociones

Desde el punto de vista de la práctica formal, realizaremos dos nuevos ejercicios de mayor duración, orientados a perfeccionar nuestra capacidad de concentración, paciencia y percepción. Dos ejercicios de práctica formal que nos ayudarán a desarrollar nuestra inteligencia emocional, permitiéndonos conocer qué emoción tenemos en cada momento y sobre todo, la conexión física; ¿dónde sentimos cada emoción?

Daremos mayor contenido a nuestra práctica informal, abordando ahora también la observación de nuestras emociones y conoceremos el primer gran ejercicio de práctica reflexiva (realmente revelador) para conocer el origen de nuestras emociones y reacciones.

Puedes conocer la evaluación de este módulo por parte de otros alumnos AQUI