VIVIENDO CONFORME A UN VOTO

Cuando hablamos de hacer un voto, no nos referimos a hacer un contrato vinculante. Un voto es más bien, una intención hacia la que podemos reorientarnos continuamente cuando en nuestras vidas nos hemos extraviado. Un voto ancla nuestra vida a lo que más nos importa.

Descubriendo Valores Nucleares

  • Pon tu mano sobre tu corazón, o donde te resulte confortable, para recordarte traer una conciencia cálida a tu experiencia y a ti mismo/a.
  • Ahora imagina que el final de tu vida está cerca; mira hacia atrás y los años transcurridos hasta ahora. Mirando hacia atrás, ¿qué es lo que te hubiera proporcionado una profunda satisfacción, alegría y gozo?
  • ¿Qué valores encarnaste que dieron sentido a tu vida? En otras palabras, ¿qué valores nucleares expresaste en tu vida? Algunos ejemplos son:compasión, generosidad, honestidad, coraje, lealtad, familia, servicio, curiosidad y naturaleza.

Haciendo un Voto

  • Por favor, elige un valor nuclear que te gustaría manifestar para el resto de tu vida.
  • Escríbelo en forma de un voto:
  • “Que yo pueda…”
    • “Me comprometo a… lo mejor que pueda”
  • Las frases de bondad amorosa también pueden ser votos de vida, tales como “Que todos los seres sean felices y estén libres de sufrimiento” o “Que yo pueda aprender a amar a todos los seres”.
  • Cada mañana, antes de levantarte de la cama, puedes orientar tu corazón y tu mente a tus valores nucleares. Simplemente pon una mano sobre tu corazón y repite tu voto unas cuantas veces y luego levántate. Puedes hacer lo mismo antes de ir a dormir. Algunas veces sirve de ayuda hacer un pequeño ritual, como encender una vela cuando haces el voto. O puedes recordar tu voto antes de ir a dormir, sobre todo recordándote pequeñas cosas en las que te comportaste de forma coherente con tus valores nucleares.

Adaptado de Hayes, Strosahl & Wilson, 2003.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: