(Extracto del libro “el camino del mindfulness”, utilizado como manual en el curso MBCT)

MBCT (Mindfulness-based Cognitive Therapy)

Los planteamientos modernos de atención sanitaria basados en el mindfulness empezaron en Estados Unidos, a finales de la década de 1970, con los estudios llevados a cabo por John Kabat-Zinn sobre el mindfulness o la atención como elemento para reducir el estrés. Sus pioneras investigaciones dieron grandes resultados en el tratamiento del dolor crónico y del estrés.

A principios de la década de 1990, los psicólogos John Teasdale y Mark William (del Reino Unido) y Zindel Segal (de Canadá) comprendieron que el aprendizaje de las técnicas del mindfulness podía resultar de gran utilidad para prevenir las recaídas en los casos de depresiones recurrentes. A partir de estas ideas, crearon el programa MBCT (Mindfulness-based Cognitive Therapy), en castellano TCBM (Terapia Cognitiva basada en Mindfulness) de ocho semanas y empezaron a estudiar su efectividad. En el transcurso de los últimos 20 años, ellos y otros profesionales han continuado sus investigaciones, y como resultado de ellas el mindfulness se ha convertido en uno de los principales tratamientos psicológicos científicamente demostrado.

Seis ensayos clínicos, realizados en diversas partes del mundo, han evaluado la TCBM en los casos de depresión, y los resultados han sido sorprendentes. Esta terapia reduce los casos de recaída a los doce meses entre un 40% y un 50%, si se compara con los tratamientos habituales, y se ha comprobado que es tan eficaz como los antidepresivos en la prevención de nuevos episodios de depresión. El National Institute for Health and Clínical Excellence (Instituto Nacional de la salud y la excelencia clínica) del gobierno del Reino Unido (NICE) lo ha recomendado como un tratamiento efectivo y menos costoso para prevenir las recaídas en la depresión .

Está claro que el desarrollo de la TCBM no sólo fue un avance sumamente importante en la terapia de la depresión recurrente, sino también un hito en el campo de la salud mental, con un enorme potencial de repercusión global. La TCBM es la forma más económica y eficaz de reducir el riesgo de depresión si necesidad de medicamentos. Devuelve el control a las personas que la padecen, ejercitando unas prácticas que todo el mundo puede emplear cotidianamente allá donde se encuentren.

Las investigaciones demuestran que la TCBM no sólo impide las depresiones recurrentes graves, sino que también aumenta la resiliencia, que puede ayudar a personas que padecen un amplio espectro de problemas en nacionales: desde curar la ansiedad, la fobia social, el pánico y la agorafobia, hasta los trastornos bipolares y las depresiones crónicas. También se ha demostrado que la TCBM puede ayudar a que las personas afronten los retos psicológicos que plantean enfermedades físicas como el cáncer.

Además, las investigaciones están empezando a revelar los mecanismos mediante los cuales la TCBM ejerce sus beneficiosos efectos. Tal como predice la teoría que sustenta esta terapia, el aumento de la atención plena en sus practicantes es una de las vías a través de las cuales se produce esta mejora. Y, por otra parte, son igualmente importantes los cambios en los niveles de compasión hacia sí mismos que experimentan los participantes, que aprenden a tener una actitud más afectiva y amistosa consigo mismos; a ser más benevolentes y compasivos; y a no ser tan severos, tan críticos, ya juzgarse con tanta dureza.

Uno de los aspectos más apasionantes de las investigaciones recientes ha sido la demostración de que los tratamientos basados en el mindfulness producen cambios beneficiosos y perdurables en nuestros cerebros. El mindfulness fortalece las redes cerebrales que regulan la reactividad emocional, reduciendo el tamaño y el impacto de la amígdala (el sistema que regula las respuestas de agresividad, huida y evitación); refuerza las redes que hay detrás de nuestra capacidad de sentir compasión hacia nosotros mismos y hacia los demás; y cambia los patrones que normalmente desencadenan los pensamientos, habituales inútiles, que nos asaltan cada vez que nos invade la tristeza.

*  *  *

Si deseas conocer o participar en el programa de aprendizaje intensivo de Mindfulness en 8 semanas, MBCT (Mindfulness-based Cognitive Therapy) creado por los Drs. Williams, Teasdale y Segal de las universidades de Oxford, Exeter y Bangor,  ahora puedes hacerlo en Sevilla

Anuncios