Estrategias para Encontrase con Emociones Difíciles

Recuerda las tres formas útiles de trabajar con emociones difíciles que hemos conocido durante la sesión. 

  1. Etiquetar las emociones
  2. Llocalizar las emociones en el cuerpo
  3. Ablandar – Calmar – Permitir

Ten  en cuenta que no se trata de estrategias per ser, porque no tratan de aliviar directamente las emociones difíciles. Más bien, estamos estableciendo una nueva relación con sufrimiento emocional, que suele provocar sentirse mejor

Etiquetar las emociones

“Nombrala  y la domarás”

Simplemente el nombrar o etiquetar  emociones difíciles nos ayuda a desenredarnos de ellas, a “despegarnos”. Al decir: “Esto es ira” o “El miedo está surgiendo”, en general, podemos sentir  cierta liberación, “como un espacio alrededor del sentimiento”.

David Creswell y sus colegas (2007) descubrieron que cuando etiquetamos emociones difíciles, la actividad en la amígdala ( una estructura cerebral que se ocupa de detectar el peligro) se vuelve menos activa y menos propensas a desencadenar una reacción de estrés en el cuerpo.

Mindfulness de la Emoción en el Cuerpo

Siéntela y la curarás

Las emociones tienen componentes físicos y mentales, pensamientos y reacciones corporales. La investigación sugiere que las emociones están asociadas con distintas pero también universales partes del cuerpo. Cuando localizamos una emoción en el cuerpo y cambiamos nuestra relación con ella, la emoción misma puede comenzar a cambiar 

Ablandar – Calmar – Permitir (ACP)

ACP Es una respuesta compasiva a las emociones difíciles que encontramos en el cuerpo. Podemos ofrecer los confort de estas tres formas compasivas:

  1.  Ablandando el cuerpo es compasión física
  2.  Calmándonos a nosotros mismos es compasión emocional
  3.  Permitiéndonos el malestar es compasión mental

ACP Nos permite dejar de resistirnos a emociones difíciles.

Abandonar la resistencia significa que sufriremos menos con las emociones difíciles

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: